Estimado Director:

Comenzaron las campañas y con ellas vemos un tradicional despliegue territorial de los movimientos políticos de la UC en lo distintos campus.

Vemos los ya conocidos afiches de precampaña y campaña, con sus respectivas candidaturas, los lienzos de listas FEUC y los ya tradicionales puestos (o stands) de los diversos movimientos. Y es en estos últimos en los que me quiero detener. Año a año estos puestos suelen considerar simplemente en una mesa, unas cuantas banderas, afiches, algunas chapitas o stickers para regalar, y uno que otro elemento del color del movimiento correspondiente, quedando a la creatividad de sus militantes la forma de llamar la atención del estudiantado con estos elementos. Esto se da ya que todos estos implementos se consideran dentro de los gastos de campaña, que el Consejo FEUC y sus estatutos se han esmerado por regular, evitando así las notorias diferencias presupuestarias entre movimientos.

Pero por alguna razón, para este año, aquellas diferencias volvieron a aparecer. Hay un tipo de stand que destaca sobre el resto: los del movimiento Solidaridad. Hemos visto de todo, toldos, posavasos hechos con corte láser, libretas (tipo Moleskine) con sus logos, libros de 500 páginas impresos por ellos, bebidas, jugos, un sin fin de chapitas, volantes, dulces, espacios de relajo, estructuras varias, entre otros.

Esto, más que llamarme a votar por este movimiento, hace preguntarme: ¿quién(es) financia(n) todo esto? ¿Dónde está su presupuesto de campaña? ¿Es público al estudiantado? La pregunta sobre quién financia es relevante pues nos permite saber a quién responderán durante el año de salir electos ¿responderán al estudiantado o a sus financistas?

Por otro lado la pregunta por el presupuesto, nos permite hacernos una idea de el criterio con el que hacen uso de sus recursos (no olvidemos que es el mismo movimiento que gastó casi un millón y medio de pesos en arrendar una casa para campaña no muchos años atrás), criterio fundamental para una eventual gestión como Directiva FEUC.
Por lo anterior, solicito al TRICEL hacer públicos todos los presupuestos de los movimientos, los cuales ya deberían haber sido presentados y a Solidaridad a declarar ¿quién financia su campaña?

Por Sebastián La Rivera, estudiante de Sociología.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You May Also Like