En conversación con El Mostrador, Ignacio Sánchez, rector de la UC, reflexionó sobre los 15 años al mando de la universidad. Revisó acontecimientos como los desafíos de los movimientos tanto estudiantil, como feminista y dio declaraciones sobre la posible existencia de una futura rectora. Además, aclaró los dichos del arzobispo sobre revisar las relaciones con universidades israelíes. 

El 27 de junio, se publicó una entrevista de la máxima autoridad de la UC, con el motivo de hacer una recapitulación de su gestión, ya que, en la Cuenta Pública de la Universidad anunció que no irá a la reelección este año cerrando así la Era Sánchez. 

Durante su mandato ha enfrentado importantes coyunturas como la toma feminista de 2019, los casos de abuso al interior de la iglesia católica, el estallido social, la pandemia, los procesos constitucionales y, en la actualidad, las manifestaciones sobre el conflicto bélico entre Israel-Palestina. 

En relación al último tema, durante la entrevista con el rector se planteó la inquietud respecto a las diversas manifestaciones y exigencias por parte de la FEUC. En su respuesta, enfatizó el diálogo que ha nacido con los grupos de estudiantes, embajadores de Palestina e Israel. “Tenemos cuatro convenios con universidades de Israel y un convenio amplio e importante con la Universidad Belén en Palestina (…) Nuestros convenios siempre han estado en el ámbito del emprendimiento estudiantil, del intercambio académico (…) no encontrábamos razón para cortar esos puentes de diálogo y de búsqueda de paz con Palestina”. Frente a las llamadas por romper estos convenios, se mostró reacio a ceder. “Los estudiantes han insistido en la ruptura de convenios, yo he insistido en que lo que se necesita ahora es más diálogo (…) intercambio de opiniones, que es la esencia de la vida universitaria”.

El pasado 13 de junio, el medio Biobío Chile informó que Monseñor Fernando Chomalí, arzobispo de Santiago y Gran Canciller de la UC, expresó su apoyo a revisar los convenios con Israel. Según sus declaraciones, el arzobispo habría señalado la importancia de evaluar cada caso particular,  haciendo hincapié en evitar impactos negativos en los sectores más vulnerables que podría beneficiarse de programas financiados o colaborativos con el Estado Israelí.

En raíz a estas declaraciones, Sánchez aclaró que tuvieron una conversación y se clarificó el punto: “En realidad estas son decisiones que se toman al interior de la universidad, no externamente. Y él lo entendió perfectamente, dijo que en realidad había sido un malentendido en su versión y que estaba muy tranquilo con las decisiones que habíamos tomado”. Las declaraciones realizadas por Chomali fueron, en palabras del rector, un malentendido por quienes las recibieron, por lo que el Sánchez fue rápido en corregir la supuesta interpretación de los medios hacia las declaraciones del arzobispo.

Se consultó a Sánchez sobre su último periodo como rector de la UC, el cual finaliza en marzo de 2025, tras 15 años al frente de la universidad. Durante la entrevista, se abordó la expectativa actual sobre su posible sucesor, la cual varios esperan que sea una mujer. Sobre esto, sostuvo que: “En los últimos dos procesos de búsqueda, ha habido una mujer en la terna. Por lo tanto, es muy posible que exista una o más mujeres. Y la posibilidad de que haya una rectora está muy abierta”. La posible designación de una rectora es un tema de debate en la universidad, y las declaraciones de Sánchez sugieren que esta posibilidad está muy presente. 

Frente a las posturas y los debates públicos mantenidos por Sánchez, como los relacionados con el aborto en tres causales, se le ha consultado sobre su lectura frente a los recientes anuncios sobre la legalización del aborto y la eutanasia. “Yo estaba en la Cuenta Pública y me sorprendieron estos anuncios (…) Todo el mundo conoce que fuimos opositores a esa ley (…) pero no nos hemos quedado en la crítica, sino que hemos sido proactivos en estos siete años. Estamos poniendo propuestas, porque entendemos que en una situación tan dura como la eventual decisión de aborto es la madre y el niño a los cuales tenemos que acompañar”.  En relación con el tema de los objetores de conciencia, añadió: “Creo que lo que hay que hacer es un balance entre la no discriminación versus la disponibilidad de personas en las distintas regiones de Chile para prestar un procedimiento (…) Ellos tienen un mandato, que es proveer un procedimiento, con el cual yo no estoy de acuerdo, pero que es legal, por lo tanto, ese director de salud tendrá que proveer a las personas disponibles para ello. Aquí no podemos discriminar a alguien porque no esté de acuerdo con esto, pero sí tenemos que buscar a las personas que estén disponibles para proveer ese servicio”. En cuanto a la eutanasia, mencionó lo siguiente sobre la Ley de Cuidados Paliativos: “Chile tiene que evaluar si tiene una Ley de Cuidados Paliativos que sea amplia para toda la población, y si la respuesta de la sociedad es realmente la que se requiere, que es lo mejor para cada uno de los miembros de su comunidad”.

Además, se destacaron los distintos hitos que ha atravesado en los 15 años al mando de la UC. El rector, destacó eventos clave como el movimiento estudiantil y la Ley de Educación Superior, así como en el movimiento feminista que implicó: “muchas horas de conversación, mucho conocimiento con los dirigentes estudiantiles (…) hoy día tienen muchos cargos a nivel de Gobierno”. También abordó temas sensibles como los abusos al interior de la Iglesia, que han sido: “extremadamente difíciles, duros, fuertes. Particularmente para una Universidad Católica como la nuestra, que lo que busca es este diálogo entre la fe y la cultura”. A esto se sumaron los desafíos de la pandemia y los dos procesos constituyentes, donde: “nuestra universidad jugó un rol muy importante en apoyar, a través del programa Tenemos que Hablar de Chile, apoyamos a la Convención inicial a generar documentos. En el segundo proceso, los mecanismos de participación, involucrando en conjunto con la Universidad de Chile a todo el sistema de educación superior”. 

En el ámbito educativo, se le consultó sobre las expectativas frente al nuevo modelo de financiamiento para la educación superior. “Lo más importante es que hay un acuerdo transversal de que Chile no puede estar sin un sistema de financiamiento crediticio. Que no se va a llamar CAE, que va a tener distintas características, que no va a tener probablemente a la banca privada como aval, sino que más bien se va a basar en el avalaje del Estado”, explicó. El rector resaltó la importancia de los financiamientos universitarios, señalando que “6 de cada 10 estudiantes de la Universidad Católica, necesitan apoyo financiero para estudiar. Este sistema crediticio tiene que plantearse de la mejor forma, y que sea un sistema solidario, donde las personas cumplan con sus obligaciones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like

Spoiler Alert: Elecciones FEUC 2023

Un año más, otro periodo de las esperadas Elecciones FEUC y, como…

VOTO A VOTO: Revisa cómo va el escrutinio FEUC en directo

En el siguiente link podrás encontrar la actualización en vivo y el…

“Contamos con ellos y que cuenten con nosotros”: Lanzamiento de Chile Necesita ESI por estudiantes UC recibe atención del gobierno

La iniciativa encarrilada mediante la Escuela Abierta recibirá durante los próximos meses…

60 mil pesos, dos comisiones de disciplina y múltiples renuncias: cronología de lo ocurrido con Avanzar

El pasado jueves 15 de junio, posterior a que el Consejero Territorial…