Nahuel Reyes tiene 21 años. Estudia Medicina en la Pontificia Universidad Católica y tiene un superpoder: el remo.
Nahuel alcanzó la gloria, el ansiado oro panamericano, al llegar en la primera posición durante la final de la competición de cuatro varones sin timonel en los Juegos Panamericanos, formando equipo con Alfredo Abraham, Ignacio Abraham y Marcelo Poo. Su victoria fue ajustada, superando a Cuba por menos de un segundo. Esta medalla se suma a la obtenida anteriormente en la prueba de ocho sin timonel.
El estudiante es el hijo de Esmeralda Zenteno, una talentosa remera nacional que perdió la vida en 2016 en un trágico accidente automovilístico. En ese fatídico suceso también fallecieron otras dos deportistas, María Olga Emhart y Andrea Aguayo, quienes planeaban representar a Chile en el Campeonato Sudamericano de Remo Máster en la ciudad de Córdoba, Argentina.
La Ministra Jara destacó el vínculo del estudiante UC con la tragedia. La participación y éxito de Reyes en los Panamericanos 2023 son un tributo al legado de su madre.

Pudimos conversar con el medallista en Casa Central, minutos antes de que partiera a La Moneda para ser recibido por el presidente de la República Gabriel Boric. Revisa la entrevista completa a continuación:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like

“Contamos con ellos y que cuenten con nosotros”: Lanzamiento de Chile Necesita ESI por estudiantes UC recibe atención del gobierno

La iniciativa encarrilada mediante la Escuela Abierta recibirá durante los próximos meses…

Mujeres en la música: Lo que no vemos del género urbano

Durante los últimos años, la industria musical chilena ha cambiado radicalmente, con…

¡Una noche en el Caupolicán!: vuelven los eventos presenciales de la Semana Universitaria

Soulfia, Marcianeke y Cris MJ fueron los protagonistas del evento denominado “Concha…

Conmemoraciones e intervenciones: las postales que dejó el 11 de septiembre en Santiago

La transmisión del último discurso de Salvador Allende, la ida a Londres…