Hace unas semanas la recientemente electa consejera superior Camila Rojas comentaba que “Este año de retorno se ha caracterizado por nuestras experiencias de soledad”, y no se equivocaba, y es que, a día de hoy solo basta dar una vuelta por los patios para ver un montón de estudiantes novatos y no tan novatos en soledad, en muchos casos, porque son tímidos, introvertidos, no han tenido la suerte de convivir con otros compañeros o por simple decisión propia.
Más allá de la razón de esa soledad creo que es importante combatirla, más aún ahora que la salud mental ha empeorado dentro de la comunidad, puesto que es altamente probable que aquellos que viven su vida universitaria sin apoyo social no tengan ninguna herramienta con la que enfrentar el estrés y sus derivados. Por este motivo, siento que es fundamental crear espacios de convivencia como los que ya se suelen realizar para aquellos estudiantes miembros de colectivos o que han ingresado mediante admisión especial, pero de modo general para novatos y no tan novatos.
Cierto es que si queremos mejorar la salud mental dentro de la universidad es importante comenzar desde lo más sencillo; fomentar la sociabilidad entre estudiantes para combatir el estrés.


Ángel Cáceres, College Ciencias Sociales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You May Also Like

“Plaza Pública”: La política sigue sin morder

Durante los últimos años, especialmente con el declive del movimiento estudiantil y…

Plebiscito y desinformación.

A más de una semana de transcurrido el plebiscito de salida por una nueva constitución, los resultados de esta aún dan de qué hablar. Y es que la diferencia entre el Rechazo y el Apruebo fue sorpresivamente amplia y, así como en cualquier elección, los ganadores celebran y los derrotados se lamentan.