Estimado Director:

Día a día somos cientos de miles de santiaguinos que, silenciosamente, debemos modificar nuestros recorridos cada vez que por protestas se cierra una estación del metro. Lo aceptamos silenciosamente porque no tenemos otra opción, pero debo confesar que nos gustaría hacer nuestro trayecto inicial.

Andrés Ariztía B. | Estudiante de Ingeniería

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like

La minoría falsa

Estimada directora, Hace tiempo que ya somos conscientes, en particular las mujeres,…

En defensa del periodismo

Estimada directora, El recién pasado 26 de abril se vivió un momento…

Tarjeta en impresión.

$89.600 pesos. Esa es la suma exorbitante que ha gastado cada novate…

“Plaza Pública”: La política sigue sin morder

Durante los últimos años, especialmente con el declive del movimiento estudiantil y…