Sí, es cierto, es el momento de proteger los espacios propios de la comunidad. Esto pasa por no permitir que la Universidad Católica vuelva a ser un lugar donde se practique la discriminación arbitraria y la persecución por motivos políticos.

Es de conocimiento público que el Movimiento Gremial tiene una relación compleja con la democracia, esto lo reafirman cuando declaran que la presencia en la universidad de un partido que “utiliza la democracia para llegar al poder” debería avergonzarnos. Esto, no solo es incoherente, sino que es de una desfachatez enorme respecto a la esencia misma de la democracia universitaria.

Por otra parte, a pesar de la constante fijación de la derecha por traer a colación el fantasma del autoritarismo en otras latitudes (probablemente con tal de sopesar sus propios excesos), no tenemos que trasladarnos demasiado cuando de criticar dictaduras se trata, hemos experimentado una en nuestro propio país. Claro, al autor de la carta anterior no le es conveniente cuestionar esta. El gremialismo fue el sostén político e intelectual de la dictadura civil-militar de Augusto Pinochet, apoyando activamente la persecución política, contra sus propios compañeros, incluso contra académicos de nuestra casa de estudios (como fue el caso del profesor Alejandro Avalos) por medio de las federaciones gremialistas designadas.

Estar en contra de la diversidad política y a favor de la democracia, son dos ideas que simplemente no pueden coexistir. El pluralismo político es un indicador de una democracia sana, mientras que la despolitización característica de las dictaduras y regímenes autoritarios.

Invito al Movimiento Gremial, y especialmente a mi compañero de territorio, a reconsiderar la noción de despolitización que tanto defienden. Reconozco que pedirles que abandonen la idea de despolitizar los cuerpos intermedios seria pedirles que dejen de identificarse como gremialistas. Sin embargo, creo firmemente que esto no debería llevarlos a convertirse en personas carentes de ideas políticas sustanciales. En una universidad, es fundamental fomentar el pensamiento crítico y; ¿Por qué no? Político.

Martina Zavalla

Consejera Territorial College (NAU!)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You May Also Like

Plebiscito y desinformación

A más de una semana de transcurrido el plebiscito de salida por una nueva constitución, los resultados de esta aún dan de qué hablar. Y es que la diferencia entre el Rechazo y el Apruebo fue sorpresivamente amplia y, así como en cualquier elección, los ganadores celebran y los derrotados se lamentan.

Falta de comunicación

Estimado director, Si tuviese una moneda por cada “¿Para que votar si…

La minoría falsa

Estimada directora, Hace tiempo que ya somos conscientes, en particular las mujeres,…

Tarjeta en impresión.

$89.600 pesos. Esa es la suma exorbitante que ha gastado cada novate…